El calco dramatúrgico: Los halcones galácticos espejo de los felinos cósmicos y el hijo bastardo de Lorimar.

No es de extrañar que en Costa Rica -y asumo que en otras latitudes de lLatinoamérica- tuviéramos una infancia audiovisualmente común. Tanto los Felinos cósmicos (Thundercats) como los Halcones Galácticos (Silverhakws) eran distribuidas por Lorimar-Telepictures, la misma casa que distribuía Alf, Albín y las Ardillas, Full House, Step by Step y Dallas entre otras, todas televisadas entre las décadas de los ochentas y noventas.

Rankin/Bass, productora estadounidense fundada por Arthur Rankin y Jules Bass creó la memorable serie Thundercats (1985) y posteriormente la serie de menor éxito Silverhawks (1986) como la hermana menor de Los Felinos Cósmicos; una serie que reproduciría el hito de la primera solo un año después. Rankin/Bass quería copiar los felinos y reflejarlos en los halcones, esa es la razón por la cual las estructuras narrativas y formales son tan similares, no solo es una sospecha sino una realidad.
Parte del staff se clonó al igual que la serie, ya que en ambas Peter Lawrence fungió como escritor y el músico Bernard Hoffer dotó de un ambiente sonoro muy similar las dos creaciones, así como Mazaki Îizuka como manager de producción

Una diferencia es que Thundercats contó con la meticulosa colaboración de Katsuhito Akiyama, director japonés de animé; esta podría ser una de las razones de peso para que Thundercats haya tenido más éxito y vigencia que los Silverhawks. La dirección puede ser un argumento diferenciador, no hay que esconderlo, los Thundercats mandan en la relación. Otra diferencia es que Thundercats es creación de Ted Wolf, mientras Silverhawks son creación directa de la casa Pacific Animation, estudio japonés de animación a cargo de ambas series.

Los personajes y lugares constantemente son fáciles de comparar; el Cubil felino –Cat´s lair– y Halconia –Hawks Haven-, son una calcomanía el uno del otro, ambas representaciones del animal que abandera los poderes de cada grupo al igual que el Tanque felino y El espectro son representaciones de dichos animales.

Halconia -Hawks Haven- y EL cubil felino -Cat´s lair-*

Ambas series cuentan con un personaje en el rol del patiño –personaje secundario y cómico– siendo Snarf y Taxideral quienes llenan ese espacio. Tradicionalmente estos deuteragonistas pueden ser buenos o malos, no se ubican siempre en la misma línea, sino que cambian según los requerimientos de la historia.

Otra similitud es que en los Thundercats Reptilio tenía la costumbre de terminar sus oraciones con un “¿Si?” y en los Halcones Galácticos el personaje conocido como Esclavo, que trabajaba para Monstruón, en sus oraciones muleteaba “Si, si, si Amo”, su nombre en inglés era Yessman. Esto no es solo una coincidencia sino un índice más del calco de los personajes, de hecho los dos emulan reptiles. Es evidente el uso de tipologías de personajes redundantes.

Ambos grupos tuvieron sus refuerzos conforme la trama se desarrolla; un nutrido grupo que no venía a salvarlos, sino a mantener el interés de la audiencia con nuevas caras y habilidades, la función fática de Roman Jakobson. En los Thundercats tenemos al grupo de Linz-O, Pumara y Bengalí -mas Snarfer, otro nuevo patiño- que llegan en la mini saga de Thundercats Ho! (1986), mientras en Silverhawks los refuerzos son Sortílego, Relámpago, Rayo de Luna y Cóndor, personajes que iban y venían engrosando el roster del capitán Telescopio.

Sortílego y Linz-O, dos de los refuerzos que llegaron a cada grupo

Ambos grupos obtuvieron sus poderes de vestimentas proporcionadas por destinadores. Los Halcones Galácticos fueron biomecanizados por el profesor para cumplir su misión de salvaguardar la Galaxia del limbo encomendados por Telescopio, mientras que los Thundercats recibieron sus ropas y armas de Jaga pues iban a enfrentar lo desconocido. En ese sentido, los dos grupos eran foráneos, ambos defendían posiciones fuera de su ambiente natal y tenían la misión de dar protección a los locales.

Tenían sus piloto profesionales, Pantro y Vaquero, quienes conducían el vehículo oficial de cada grupo. En los dos grupos existían hermanos, en los Thundercats estaban los jóvenes gemelos  Felino y Felina –Wilykat & Wilykit– mientras que en Silverhawks estaban Acerino y Acerina -Steelheart & Steelwill- los gemelos con gran fuerza e inteligencia. En este sentido, las habilidades y perfiles se mezclan, pero básicamente van siendo los mismo, por ejemplo que cada bando tenía su representación adulta femenina, con Chitara y Acerina respectivamente. La mejor comparación es la del antagonista. En Thundercats el villano es Mumm-Ra y en Silverhawks Mounstruón -Monstar-, ambos lograban acceder a poderes mayores luego de transformarse mediante rituales y discursos muy similares.

Los antagonistas de las histórias, Monstruón y Mumm-Ra

El conflicto hacía diferencia entre ambas, pero tenía su traslape. La trama medieval de los Thundercats se sustituye por la batalla contra el crimen organizado de la mafia en Silverhawks. Aunque los felinos cósmicos venían del espacio asediados por los mutantes, ambos bandos tenían una predilección por armas de la edad media como lanzas, mazas y espadas; los Halcones Galácticos dieron el salto usando el favorito de la ciencia ficción para combatir el mal, el rayo láser. La indumentaria thundercat refleja también esa condición de tierra media ya que esta cuenta con patrones referentes sobre todo en la ropa de Felino, Felina y Tigro; mientras que la banda de Monstruón usaba vehículos inspirados en los convertibles de Cara cortada (1983) mientras robaban bancos, depósitos de armas o simplemente traficando.

La deconstrucción de las dos narrativas inclina a pensar que Thundercats está ampliamente basado en historias medievales como el Rey Arturo, León-O como cabecilla del grupo, guía predestinado por la Espada del augurio.  Los Halcones Galácticos más bien se miran en novelas como El padrino y Los Intocables dado el estilo detectivesco de Telescopio y los muchos iconos de la narrativa de gánsteres, esto vendría a convertir a Rayo de plata –Quicksilver– en una especie de Eliot Ness.
La construcción dramática de estos escenarios parece seguir un patrón de tres ejes: la selección de un animal que representa el poder -felinos y halcones-, la selección de un escenario histórico de conflicto -el Chicago de la ley seca y la época medieval sin derechos humanos- además de la traslación de ese escenario a un entorno fantástico como la Galaxia del limbo y el Tercer planeta.

El hijo bastardo de Lorimar en esta carrera de calcos dramáticos es Tigersharks (1987), el último esfuerzo desesperado de reproducir el hito de los felinos cósmicos. Definitivamente la débil trama y el embotamiento de la fórmula fue agotador. Sin embargo Tigersharks cuenta con una base amplia de fans aunque no logró tener su propio espacio como sus antecesoras y no sobrepasa los 26 capítulos.

Actualmente los derechos de los Halcones Galácticos y los Felinos Cósmicos pertenecen a Warner Bros, gigante que compró la biblioteca de Lorimar-Telepictures en 1989 y actualmente plantea una película en CGI  de los felinos. Ya antes se ha especulado a nivel de fan art con la posibilidad de este lanzamiento, es un deseo colectivo de varias generaciones.

De momento solo los Thundercats regresan del baúl de los ochentas, ya que no solo la película se avecina, sino también una serie de televisión animada con un look más oscuro, menos ingenuo. Esto no es de extrañar ya que Warner Bros, DC Comics y Marvel están reviviendo a sus héroes más rentables del pasado ya que los niños del ayer hoy tienen dinero para gastar en el cine y en chucherías, en este sentido es mucho más adecuado traer a los felinos que a los halcones, dado que los Thundercats alcanzaron a través de sus 125 episodios a lo largo de cuatro temporadas.

Aunque las similitudes son bastas, hay una que es sumamente relevante. En Los Halcones Galácticos el científico que crea los diseños cyborg de los Halcones Galácticos -en el primer capítulo- es un tipo con rasgos thunderianos -orejas puntiagudas, manchas felino faciales y dedos con garras- al igual que su asistente, por lo que la herencia que aparentemente querían traspasar los de Rankin/Bass no era solamente de género y audiencia sino que permutaba las historias.

El profesor, personaje con rasgos thunderianos que creó a los Silverhawks

Histórica y temporalmente es difícil argumentarlo ya que el Tercer planeta es la tierra del futuro y los Halcones Galácticos son precisamente del futuro en la tierra -siglo 25 según la misma historia-. ¿Dejaron los thunderianos herencia en el tercer planeta que luego se pasó a los Halcones Galácticos? Sigue siendo un detalle curioso, único y relevante que intriga sobre el calco dramatúrgico de ambas series.

7 thoughts on “El calco dramatúrgico: Los halcones galácticos espejo de los felinos cósmicos y el hijo bastardo de Lorimar.

  1. Muy profundo ese analisis de comparaciones, te felicito, muy provechoso para nosotros los fiebres de la television, quisiera que en un futuro si es posible analizaras o nos comunicaras que ha pasado con los heroes o personajes que en nuestros tiempos tambien eran niños, y que se encerraron en un personaje y de ahi no pasaron, como por ejemplo un dia de estos estaba viendo la familia mounster, y me preguntaba que habra pasado despues del tiempo con Butch Patrick, el niño lobo, de otros he sabido por reportajes de holliwood, pero seria bueno que nos ilustraras maestro con esas cosa, me gustaria saber tambien de mazinger porque despues de que lo destruyeron y aparecio el nuevo mazinger yo quede desuvicado que paso despues y si hay planes de actualizarlo, gracias cuñadito y como dije te felicito por los analisis, cuando te pases de nuestro lado se que mas profundo aún seran esos analisis y de más provecho para el espiritu y la sanidad y que declaro que seran de mucho crecimiento para muchas personas.Dios de Bendiga y que esos dones se engrandescan para Su servicio.

  2. He visto el episodio 7 de los nuevos thundercats, para quien no los haya visto aún la historia difiere de la original si bien salen los mismos personajes, bueno el echo curioso es que a los 9 minutos aproximadamente se habla de distintas especies y sale Monstruón muy claramente, bueno les dejo ese dato curioso…

  3. Excelente analisis comparativo entre las dos series que se exhibieron en el canal 5 en la década de los ochenta en México. La segunda nunca me convenció del todo, siempre la vi como una copia de la primera. Los Thundercats tuvieron éxito porque hubo un elemento central de por medio: el uso de la espada de la augurio que portaba Lion.o. En cuanto al caso de Los Tigres del Mar, es sui generis, nunca fue pasada en Televisa, sino en Imevisión. Recuerdo que viví algunos episodios y siempre la vinculé con las dos primeras, y ahora que me doy cuenta que no estaba equivocado. Les faltó mayor publicidad para que fuera un éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *