The Walking Dead -Webisodes- El intertexto en la figura del flashback

The Walking Dead, una serie televisiva basada en el comic del mismo nombre que resultó ser toda una revelación en la moda zombi que vivimos actualmente; algunos culpan a la cinta Dawn of the Dead (Snyder , 2004) considerada el  hito de la cultura cinematográfica zombi en la primera década del siglo XXI.

Esta serie ya fue analizada en este blog; la novedad en este caso viene de la mano de una serie web que se lanzó para apalancar el inicio de la segunda temporada. El uso de series cortas o series web compuestas por lo que han llamado webisodios son una novedad en el uso de los medios alternativos como lo es el video on demand, ya que permite viralidad y una alta aceptación en el nicho de fanáticos en particular. Warner Games ya lo hizo con Mortal Kombat Legacy; esta fórmula es cada vez más común.

The Walking Dead, segunda temporada

En este caso particular; AMC presenta una serie web dividida en seis capítulos de poco menos de tres minutos cada uno, formato sumamente consumible en la Internet; la totalidad de los episodios no sobrepasa los veinte minutos,  para los fanáticos de la serie y de los zombis es un tiempo muy bien gastado.

Esta serie web , al igual que la serie de televisión, deja de lado algunas premisas del original comic, como por ejemplo la búsqueda de la razón del fenómeno zombi, su origen; ofreciéndose una explicación mediante los medios de comunicación  y los diálogos de que se trata de un ataque terrorista.  Robert Kirkman -autor del comic– nunca ha querido explorar la razón del apocalipsis zombi sino más bien las relaciones humanas en una situación límite; en ese contexto The Walking Dead -Webisodes– , aunque ofrece la explicación del origen de los zombis -algo inherente al ser humano-  cumple muy bien con el paradigma del comic en tanto se observan las relaciones humanas puestas a prueba.

[vodpod id=Video.15502365&w=425&h=350&fv=]

La serie relata una historia más corta que le permiten introducirse como una analepsis (flashback) que entrelaza más la historia de la serie con la serie web; además de hacer una exploración en el espíritu de la familia bajo el apocalipsis zombi que comulga muy bien con los temas explorados por Kirkman en el comic. Puede ver el resto de la saga en el canal oficial aquí.

Se narra la historia de un personaje destacado del piloto de la primer temporada, cuando Rick Grimes abandona el hospital encuentra una bicicleta al lado de una zombi sumamente mutilada, sin el tren inferior. En ese momento la zombi mira a Rick con un tono que parece amenazante. Este zombi se ha llegado a conocer como la chica de la bicicleta.

Al finalizar de ese capítulo,  Grimes vuelve a encontrarse a esa misma zombi en otro lugar, luego de que esta se desplazara en el suelo usando solo sus manos; aparenta como si este zombi buscara la libertad. El tono del encuentro cambia así como ha cambiado el entorno de Grimes, es un lugar lleno de dudas, tristeza y pena.

La escena es sumamente humana a pesar del contenido bélico y de la pregunta moral -a nivel de ficción, claro- de si es válido dispararle a otro ser humano; claro está que durante el apocalipsis zombi una de las primeras cosas que varía es la moral.  En esta escena se dilucida la búsqueda humana de un mejor destino de la muerta viviente, que denota sufrimiento más allá de su estado, un sufrimiento que parece rememorar su vida. Grimes, para liberarla de la pena que parece sentir le dispara en la cabeza -eutanasia, dirán algunos-.
Este hecho deja abierta la premisa de que los zombis, en este evento propuesto por el director de la serie web Greg Nicotero , pueden reservar recuerdos de su pasado en ocasiones muy específicas; esta premisa ya fue explorada en Land of the Dead (Romero, 2005).

Es en esta premisa que los webisodios de The Walking Dead arman su arco narrativo; y nos traen la historia de Hannah; una madre que intenta hacer lo posible por salvar a sus hijos. Es el intertexto del texto articulado a modo de flashback.  En el último capítulo queda clara la razón por la que Hannah llega al estado de su encuentro con Rick.

[vodpod id=Video.15502398&w=425&h=350&fv=]

Resulta interesante como a partir del texto primario se crea una deconstrucción de este personaje que crea una especie de inspiración humana atípica en el universo zombi; de modo que se le focaliza como personaje central de otro producto; un spin off corto, pero sumamente satisfactorio. Usualmente en películas de zombis se muestra la muerte de personajes de la trama principal, aunque curiosamente al mostrar la trama en retrospectiva se logra un efecto bastante impactante y que genera una especie de nostalgia, pena.

2 thoughts on “The Walking Dead -Webisodes- El intertexto en la figura del flashback

  1. Y ayuda a comprender a personajes -que el espectador consideraría “estúpidos”- de no querer ‘matar’ a sus familiares vueltos zombis; cuando el espectador tiene ya la premisa de que ante esos seres lo único que se puede hacer es matarlos. Eso vuelve, quizá, aún más humanos a esos que también se consideran cobardes o locos por negarse a destruirlos.

    Y eso deja abierta una pregunta muy interesante… ¿no será acaso que el verdadero monstruo es el que observa y requiere que esos no-muertos mueran o que los vivos sean transformados en no-muertos para seguir consumiendo el producto audiovisual que tiene en frente?

    En fin…

    1. Yo creo que el fenómeno zombi habla mucho de las capacidades humanas, por eso es tan apetecido. Creo que en situaciones límite el hombre saca tanto lo peor como lo mejor de sí; y este escenario apocalíptico es sumamente atractivo en términos visuales para trabajar en esta relación. Por ejemplo, algo que sugiero es que al liberar a los zombis de su maldición zombi, esto podría considerar eutanasia, ¿no?.
      Yo creo que el espectador, en este marco genera empatías con los personajes y, al saber que son ficción puede desear tanto el bien como el mal a los personajes… justo como en la vida real lo hace el humano. Las personas no se contienen y buscan, insisto, sea lo bueno o lo malo para sus amigos/enemigos. ¿No crees vos Adrián?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *